¿Quienes somos?

“MITEMA (mitos, imaginarios, temáticas pluridisciplinares)” nace en 2012, en el seno de la Universidad de Granada, al amparo de la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación, bajo la dirección de Mercedes Montoro Araque.


Su denominación viene marcada por el neologismo de Lévi-Strauss (1958) que hace de esta “porción irreductible del mito” la “materia primera empleada para la construcción de modelos que ponen de manifiesto la propia estructura social” (Levi-Strauss). MITEMA es también “la más pequeña unidad del discurso míticamente significativa” (Durand) que por su “redundancia” no sólo permite reconocer el mito a través de su “permanencia” y su “evolución”, sino que implica todo un “enjambre de imágenes” (Soustelle, Durand) derivadas de la función simbólica del siquismo humano.

Con estas y otras premisas, la asociación MITEMA se impone como vector el pensar el imaginario sin oponerlo a la racionalidad (Bachelard), sino como algo que obra en los confines o incluso en el seno de ésta (Wunenburger). MITEMA invita a proyectar el imaginario, dentro de la corriente metodológica inspirada de la escuela de Grenoble (Francia), como un modo de representación con semántica simbólica propia (doble sentido de las imágenes, ambivalencia de valores, no disociación entre lo sensible y el significado, correspondencias analógicas, unidad de sentidos opuestos, comprensión existencial…). Una semántica simbólica que se abastece de la “ensoñación poética de los cuatro elementos” (Bachelard) o del “trayecto antropológico” entendido como “el incesante intercambio que existe entre las pulsiones subjetivas y asimiladoras y las intimaciones objetivas que emanan del medio cósmico y social” (Durand). MITEMA propone, en definitiva, definir el imaginario como “lenguaje simbólico universal a través del cual damos forma a nuestras emociones, imágenes, ideas, acciones”; o como, “conjunto de representaciones simbólicas, textuales y visuales, individuales y colectivas, que participan en la producción de obras de arte, de relatos, de instituciones, de valores y de significados en las culturas humanas” (Wunenburger).

MITEMA opta en este sentido, por agrupar entre sus miembros a todos aquellos investigadores en ciencias humanas y sociales (herederos o no de la corriente epistemológica francesa fundada por G. Durand, L. Cellier y P. Deschamps en 1966) cuya curiosidad por el mito, conlleve a una reflexión sobre el mismo: el mito como ontología ( el hombre es sapiens y demens, sabio y poeta a la vez), como fenomenología (Eliade, Ricoeur, Merleau-Ponty, Bachelard…), como escatología, y por su condición de relato, como medio de exorcizar el poder entrópico del tiempo (tiempo sagrado/tiempo profano)… Entre sus objetos de estudio, MITEMA opta por fomentar la creación y la interpretación de obras así como la recepción de trabajos académicos en las que el mito — ya sea por “perennidad”, “derivación” o “usura” de su significado (Durand)— invite a establecer pasarelas pluri- e interdisciplinarias (mito e historia; mito y antropología; mito y lingüística; mito y género (teorías queer y feminista); mito y política; mito y ecocrítica; mito y ciencias cognitivas; mito y teoría matemática de los fractales (Walter 2014), etc ) en la investigación en ciencias humanas.

En definitiva, en la apertura, heterogeneidad, y en el carácter pluridisciplinar de la asociación reside la fuerza y la razón de ser de “MITEMA”, no reduciendo su corpus al mito “envuelto de literatura” (Chauvin, Brunel) sino ampliando éste hacia las producciones audiovisuales contemporáneas (films, series de plataformas, fotografías, cómics, publicidad… ) y artísticas  en general, a las producciones científicas incluso, y manteniéndose siempre abierto ante cualquier renovación en la epistemología del mito.

(Texto de:  Mercedes Montoro Araque, Presidenta de Mitema)

error: